Tarta de Verduras al horno

Hoy os paso una receta de verduras con un efecto ESPECTACULAR. Me parece que ya os comenté que mi marido y unos amigos acudían a unas clases de cocina en el Centre Civic Fort Pienc. La verdad es que todas las recetas que les dan son muy buenas y fáciles de hacer. Elisabeth es una profesora buenísima ya que busca recetas que les anime a continuar cocinando y aprendiendo. Pero esta semana le ha enseñado una de esas que estoy segura sorprenderá a todos por su presencia, colorido y sabor. Además es sanísima ya que principalmente son verduras.

Ingredientes

PARA UN MOLDE DE 28 CM:

  • 1 paquete de masa brisa (os aconsejo la del Lidl).
  • 2 calabacines sin pelar
  • 1 berenjena grande
  • 3 zanahorias medianas
  • 1 puerro grande o dos pequeños
  • 1 huevo
  • 6 cucharadas de queso cremoso (por ejemplo Mascarpone), una cucharada de emmenthal y una de parmesano rallado.
  • 2 cucharadas de nata líquida (a ser posible de la espesa créme fraîche)
  • Sal y pimienta negra molida

Preparación

Precalentar el horno a 180º C con función aire y sólo por debajo. Extender la masa, a la que previamente hemos pasado el rodillo, sobre un molde engrasado con un poco de mantequilla o aceite. Pinchar la masa y hornear durante 10 minutos. Reservar.

Mientras se cuece la masa cortar el puerro fino y freírlo con un poco de aceite  a fuego lento de manera que quede como caramelizado

Lavar los calabacines y la berenjena y pelar las zanahorias. Con la ayuda de la mandolina o un cuchillo bien afilado, cortar las verduras a láminas finas y delgadas. Según la anchura de las láminas, cortarlas en dos tiras, la medida que se adapte a la altura del molde. Salpimentar.

En un bol, batir el huevo y añadir el queso y la nata líquida, mezclando bien los tres ingredientes junto con el puerro. Añadir una pizca de sal.

Repartir la mezcla anterior por encima de la masa y empezar a formar círculos con las tiras de verduras, empezando primero por el exterior hasta llegar al centro del molde.

Blog 4

Hornear durante 45 minutos  a 180º C con la función aire y calor inferior o bien hasta que el huevo haya cuajado y la masa esté bien cocida. La verdura ha de quedar ligeramente “al dente”. Si vemos que la masa no está cocida y las verduras empiezan a estar muy doradas, tapar la parte superior con un papel de aluminio para que no se quemen.

Como podéis ver las fotos hablan por sí solas. Alucinarán vuestros comensales cuando vean esta flor.

Blog 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.