Merienda en L’Obrador y la Cultura del Pan

Hace días que tenía ganas de explicaros lo especial que han sido estos últimos días para mí.
Cuando me animé a asistir a la presentación del libro “la mesa de pecado” de la que ya os hablé en mi anterior entrada ni podía imaginar lo que viviría unos días después.
Como os decía conocí, por fin a Margot (Margot cosas de la vida)!! ya os dije la ilusión que me hizo pero lo mejor estaba por llegar. Se puso en contacto conmigo y me invitó a participar en una de lasmeriendas que organiza con otros bloggers.

Qué semana!! Empezó una lluvia de correos entre todos los participantes y Margot, además de toda mi familia, compañeros de trabajo y amigos animándome a que participara en la merienda, que ilusión y que nervios a la vez.
Margot como buena anfitriona, se preocupó de buscarme compañera de viaje así que enseguida se puso en contacto conmigo Chris (Quédate a comer).Gracias guapa!! Fuiste tan amable y cariñosa conmigo. Para ella era también su primera merienda por lo que compartimos nervios e ilusión los días anteriores (qué bien va tener WhatsApp!!).

A todo esto que también se pusieron en contacto conmigo esa semana unas antiguas compañeras de BUP con las que hacía casi 30 años no veía. El día anterior al evento pasé una entrañable velada con ellas recordando momentos de juventud tan hermosos, limpios y divertidos que me devolvieron como 20 años de juventud de golpe.
Que casualidad eran mis amigas íntimas de aquellos años y justo volvían a estar conmigo en un momento especial para mí. Casualidad? el destino? Sólo sé que fue tan mágico y especial que fue como el aperitivo perfecto antes de la espectacular comida.
Montse G, Montse M, Divina, Conxi A, Conxi H y Milagros os debo que despertarais en mi unos sentimientos y emociones un poco olvidados por el tiempo y la rutina. Guapas os quiero!!

Llegó el día, Chris y yo habíamos quedado en la Pza. Catalunya, para ir juntas en metro y allí se nos añadió Silvia una chica encantadora y simpática, a pesar de la diferencia de edad que me separa de ellas, he de deciros que enseguida empezamos a charlar las tres, como si ya nos conociéramos de mucho tiempo, hablamos y hablamos durante el trayecto, Chris explicó con todo detalle como hacía los Macarons no tenéis que perder la oportunidad de ver su receta, total que tan inmersas en el chocolate, huevos y azúcar estábamos que casi nos pasamos de parada.

Por fin llegamos a nuestro punto de destino: L’Obrador. He de deciros que al entrar tuve una sensación que nunca antes había tenido al llegar a un lugar como este. El pan envolvía físicamente  todo el ambiente pero lo curioso era que además te envolvía algo más ¿qué era?

IMG_3601IMG_3602

Al fondo encontramos a Margot, tan glamurosa y alegre como siempre, con el resto de nuestros compañeros de merienda. y cuando Margot nos presentó a Remei que es la persona responsable de comunicación y empezó a explicar que era L’Obrador, lo vi claro parecía que no era sólo el pan sino que las personas que allí se encontraban formaban parte del propio pan, te envolvía con su encanto, su filosofía y su carisma. Entiendo que L’Obrador sea una filosofía de vida, así lo viven las personas que allí trabajan y así te lo hacen sentir a ti.

En L’Obrador solo trabajan con ingredientes de primera calidad, apuestan por los productos locales y, a poder ser, de kilómetro cero.  Fijaros que algunos panes se venden a peso como antiguamente y se elaboran con harinas de trigo ecológicas provenientes de nuestras comarcas.

Antes de empezar nuestra aventura nos invitaron a tomar algo, yo enseguida vi al fondo de la barra de la cafetería unas limonadas naturales que parecían me llamaban con su frescura y aroma. No lo dudé ni  por un segundo y por primera vez en mi vida le fui infiel a mi café de cada tarde para saborear y refrescarme con esta maravillosa limonada. ¿Qué os parece? Imposible resistirse, ¿verdad?.

P1018319

 

 

Una vez Remei nos introdujo en su cultura y no explicó su filosofía nos desveló la sorpresa de la tarde. Tendríamos la oportunidad de entrar en el obrador y hacer pan con uno de sus mejores panaderos, Manolo. Fue increíble la paciencia que tuvo con nosotras, mientras nos explicaba y nos instruía en todo lo relacionado con las harinas, los tiempos, las proporciones y las masas aguantaba estoicamente el bombardeo de preguntas y fotos que le hacíamos. Manuel ponte de espalda que salga tu camiseta!!!

DSC_0056

Nos explicó como se hace el pan de quinoa, este pan se elabora con harina de quinoa, harina de trigo, masa madre natural, semillas y copos de quinoa. Además, su proceso de elaboración es totalmente artesano y está cocido en horno de una sola piedra.

La quinoa es un alimento originario de América del Sur cada vez más popular en todo el mundo. Los incas se referían a este grano como “El Grano Madre” y era considerado un alimento sagrado.
L’Obrador presenta este pan en una cajita de madera natural de álamo.

IMG_3577

DSC_0204DSC_0194

Le conté a Manolo que mi padre de joven había sido panadero y que le encantaría ver como se vuelve a recuperar el pan de antes. Entonces me dijo Margot: ¡Os hago una foto al panadero y a la hija del panadero! Y así de guapos quedamos.

IMG_3594IMG_3626

Remei nos explicó que cada pan tiene su proceso de elaboración tradicional e incluso el envoltorio depende del lugar de procedencia. Intentan transportarte lo más posible a su origen, por eso cuidan hasta el más pequeño detalle. Ahora me vais entendiendo, ¿verdad?

Aquí nos podéis ver trabajando la masa que Manolo nos hizo. Buenos he de deciros que no es nada fácil, menos con las risas y festejos de los aprendices. Pobre, que pacienciaaaaaaaaaaaa!!
Menos mal que nuestro pan no salía ese día a la venta.

Pasada la prueba del pan Remei nos invitó a merendar con ellos y qué deciros, quizá mejor unas imágenes de las cocas, los buñuelos, los dulces que nos ofrecieron. Si las fotos os parecen ya tentadoras la realidad supera en este caso la ficción. De-li-cio-so!!!
A sumar la tertulia tan enriquecedora también para mi ya que pude conocer y hablar con unas maravillosas cocineras y poder aprender muchas cosas nuevas. El compartir con gente que tiene las mismas aficiones que tú aunque no las conozcas de nada , lo hace todo tan fácil y especial. O sea que no sólo salí con el estómago lleno sino también con el alma, el espíritu y la autoestima por las nubes.
Al final os paso los enlaces a sus blogs. Obligatorio entrar en ellos!!

P1018317IMG_3615P1018314

DSC_0279[1]

DSC_0255[1]

Por último nos esperaba otra sorpresa preparada por Margot, unos regalos de la casa Lékué , que sin saberlo acertó ya que se trata de un molde para hacer pan en casa, es increíble a veces como el destino encaja las piezas para que todo salga perfecto, y Larousse además de que sorteó su libro “La Mesa del Pecado” entre los asistentes que no lo tenían y mira por donde le tocó a nuestro paciente panadero. Personalmente me alegré mucho se lo merecía más que nadie aquel día y que contento se puso eso de cocina de pecado le pareció tentador.
Tmabién se sorteó un lote de sartenes y cuchillos de la casa Castey.

Aquí podéis vernos ya a todas con nuestro regalo y nuestras caras que creo resumen perfectamente todo lo vivido y experimentado.

DSC_0304

Si después de leer y ver esto no os han dado ganas de ir corriendo a merendar al L’Obrador es que estáis a régimen estricto seguro.
Por último quiero dar las gracias a Margot por haberme dado esta oportunidad. A Kris por preocuparse de mí en esta aventura. A Silvia, por ofrecerse a hacerme alguna de estas maravillosas fotos. A Pilar, una mujer que, como yo, empezamos a tener alguna arruga en la cara pero la cabeza y el corazón tan joven y tan llenas de ganas de aprender como las de nuestras jóvenes compañeras.
A Marga de L’hora del Tàper, por ofrecerse desinteresadamente a hacerme un favor que ya os contaré y a todas y todos los otros bloggers con los que compartí esta maravillosa tarde.

Estos son los enlaces de los blogs que asistimos:

Marta: Instacook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.