Ensalada de Rúcula con Queso Fresco y Aire de Sandía

Hoy os pongo una ensalada que hemos hecho este verano varias veces por su frescura pero especialmente por su originalidad y sabor. Es una de las ensaladas que uno de mis blogeros preferidos Miquel nos recomendó al principio de verano, gracias Miquel por darnos esta fantástica idea!

En esta ocasión mi hijo Lluís ha querido darle un toque personal y ha versionado la fruta haciendo un aire de sandía en lugar de los tradicionales trozos así que ahora os explico cómo conseguir este fantástico aire. Por supuesto si no tenéis la lecitina la podéis hacer con los taquitos de sandía, quedará igual de buena aunque no tan “sofisticada”.

Ingredientes:

Rúcula

Queso fresco (Burgo de Arias)

Almendras tostadas sin piel, un puñado más o menos.

Para el aire:

Sandía (la cantidad depende del tamaño de la sandía, se necesita tener 1kg de zumo)

6 gr. De lecitina de soja

Para la vinagreta:

Mostaza a la antigua

Aceite

Miel
Preparación:

Poner en una bandeja una base de rúcula, añadir el queso fresco a dados.

Preparar la vinagreta con una cucharadita de mostaza, aceite de oliva virgen y un poco de miel.

Emulsionar y añadir un poco de sal y pimienta negra. Añadir las almendras un poco trituradas a la ensalada y regar con la vinagreta.

 

Para hacer el aire, triturar la sandía hasta conseguir hacerla  zumo, rectificar de azúcar y añadir un poco de zumo de limón para potenciar el sabor de la sandía. Colar la mezcla con un colador fino, necesitamos 1kg de zumo.

Batir con el túrmix este líquido junto con la lecitina de soja en un recipiente bajo y ancho de acero inoxidable. La idea es darle aire a la mezcla para ello el nivel de líquido no debe superar las aspas, además hemos de evitar que el túrmix se mueva. El recipiente ha de estar tapado con papel transparente dejando sólo una parte para introducir el túrmix.

Batir hasta que se forme el aire. Dejarlo reposar unos 30 segundos y retirar con una cuchara.

Es importante hacer esta preparación justo antes de servir la ensalada ya que si no las burbujas formadas desaparecerán.

Si una vez retirado el aire formado queremos hacer más, sólo tenemos que volver a batir de la misma forma el líquido que nos habrá quedado.

Este aire lo pondremos por encima de la ensalada tal como se ve en la foto.

Ensaladasandia_2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.