Coca de albaricoques secos (orejones)

A finales del 2010 empecé mi blog de cocina simplemente con la intención de poner un poco de orden a mis recetas, tenerlas de una manera más accesible y rápida de encontrar tanto para mí como para mis amigos/as cuando las necesitáramos. Nunca imaginé que empezaba una camino nuevo para mí llevándome a conocer personas fantásticas, grandes cocineros y cocineras, acudir a exclusivos eventos y que todo ello me hiciera crecer no sólo como cocinera sino también como persona. Es por esto que hace tiempo tenía ganas de darle a mi blog un diseño más actual y más ágil, vamos más acorde con las nuevas tendencias pero nunca encontraba el momento.

Sin embargo la semana pasada sucedió algo que hizo que ese momento llegara. Falleció una de mis cuñadas, Mª Ángeles. Fue una pérdida inesperada y por tanto, dolorosa para todos pero sobretodo yo sentí que perdía una amiga con la que compartía charlas culinarias, nuevos blogs, recetas, cenas, trucos, compras, libros y tantos otros momentos. Y fue en estos duros momentos animada por mi marido y mis hijos que empezamos a trabajar en este nuevo diseño. Creo que esto nos ayudará a mantenerla aquí, junto a nosotros y que Mª Ángeles allí dónde esté encontrará fantástica esta idea, creo que hasta me “chivará” algún que otro truco, algún que otro nuevo restaurante al que acudir y así, para mí, será como tenerla a mi lado en esos momentos. Mª Ángeles este blog también tiene parte de Juan tu marido ya que él nos ha ayudado con el diseño de la página a través de su empresa de páginas web Atesar. Así que te dedico con todo mi corazón este blog que a partir de ahora puedes considerar también tuyo.

Y como no podía ser de otra forma lo inauguro con una de las últimas recetas que hice en Palma y que tanto te gustó. Coca de albaricoques.

El único secreto de esta masa está en el proceso largo de  fermentación de la levadura y el buen trabajar de la masa. Esta receta es de nuestra querida tía Francisca Feliu.

Ingredientes

  • 100 gr de manteca de cerdo
  • 200 gr de azúcar
  • 60 gr de puré de patata, puede ser de paquete preparado para puré
  • 2 piezas de levadura fresca (50gr.)
  • 200 ml de agua
  • 3 huevos medianos
  • 500 gr de harina de fuerza (medida orientativa)
  • albaricoques secos (orejones)

Preparación

Poner en un vaso unos 50 ml del agua que hemos preparado a temperatura ambiente, disolver en ella la levadura. El resto del agua calentarla hasta punto de ebullición. Echarla en un bol junto con el puré y la manteca. Mezclar bien hasta que quede como un puré de patata líquido.

Poner los albaricoques a hidratar cubriéndolos con agua y un poco de azúcar

En ese momento añadir el azúcar y cuando esté bien mezclada añadir los huevos. Mezclar y añadir el resto del agua con la levadura.

Empezar a incorporar la harina e ir trabajando con las manos la masa. Trabajarla bien como si de masa de pan se tratara. Ayudaros mojando las manos en un poco de aceite. Cuando la masa ya no se pegue en vuestras manos es el momento de dejar de añadir harina. Hacerla una bola, tapar con un trapo y dejar reposar hasta que haya doblado su tamaño. Extenderla suavemente para que no baje en un molde de horno y poner por encima los albaricoques hidratados de manera que quede el orificio redondo hacia arriba. Poner azúcar en cada uno de ellos y también un poco por toda la superficie de la masa.

Cocinar en el horno que tendréis bien caliente a unos 200ºC. Bajar la temperatura a unos 180ºC y cocer con aire sólo por abajo hasta que esté bien dorada, entre unos 30 o 40 minutos.

coca_albaricoque

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.