Ceviche de Corvina, cerezas y aguacate

Esta semana mi marido y mi hijo hicieron un ceviche que es espectacular, tanto por el sabor como por lo fácil que es su elaboración. He pensado que ahora que se acerca la época de las cerezas y apetecen platos ligeros y frescos, sería un buen momento para que la publicara. Para aquellos, como es mi caso, a los que no somos muy amantes de los cebiches por el sabor del cilantro he de deciros que poniéndole muy poco su sabor queda muy enmascarado por el sabor del resto de los ingredientes. Si por el contrario os gusta es tan fácil como poner más cantidad pero que no sea este el motivo para no hacerlo. También quiero comentaros que en este caso lo hicimos con corvina congelada de La Sirena, es de muy buena calidad y así también ya está congelada para evitar problemas con el pescado crudo. También podéis elegir dorada, merluza, lubina, rape e incluso caballa para esta receta.

Para los que no habéis comido nunca cebiche os diré que el líquido en el que se macera el pescado es Leche de tigre, pero no os asustéis de tigre sólo tiene el nombre  En el pasado, se llamaba leche de tigre al jugo que queda al preparar el ceviche peruano. Este nombre surgió por el tono blanquecino que tiene sumado a su efecto afrodisiaco. Como el tigre tiene una fuerte presencia y fuerza. Por cierto también es un buen remedio para la resaca!!

Podeis encontrarla hecha en supermercados especiales pero es muy fácil de hacer por lo que no hace falta que la busquéis, con la receta que os doy queda buenísima. Os doy la receta para dos personas

Ingredientes

300 gr de corvina

6 cerezas

1/2 aguacate

Guindilla fresca al gusto

Un poco de cebolla roja cortada en juliana

2 cucharadas de maíz tostado, esto no es imprescindible pero le da un toque crujiente que le va muy bien

Un poco de sal y cilantro al gusto.

Para la leche de tigre

200 ml de caldo de pescado a ser posible casero

El zumo de dos limas

20 gr de jengibre fresco pelado

Un buen puñado de cilantro fresco

Un trocito de tronco de apio

1/2 cebolla roja

Un trozo de guindilla fresca al gusto, sin las pepitas

Preparación

Empezamos preparando la leche de tigre. Si no tenéis caldo de pescado es muy fácil hacerlo aprovechando las espinas del pescado y la cabeza. Ponerla a hervir 20 min a fuego suave. Colar y batir con el resto de ingredientes que os he citado. Volver a colar y ya tenéis la Leche de tigre. Reservarla en la nevera para que luego le de un toque fresco al plato.

Cortar el pescado en dados de 1 cm aproximadamente. Picar finamente las cerezas, sin hueso, el aguacate, la cebolla, la guindilla y el cilantro.

Mezclar la leche de tigre, el pescado y los ingredientes anteriores y ponerle un poco de sal. Dejar reposar unos cinco min.

Con una cuchara servir el pescado, la mitad de los jugos, ponerle un poco de maíz tostado y añadirle unas hojas extras de cilantro y cebolla roja a juliana. Ponerle más o menos leche de tigre según os guste de ligero. A mi personalmente me gusta comérmelo con cuchara tipo sopa fría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.